Introducción al positivismo en el Perú

Salazar Bondy situa la llegada del positivismo al Perú en el año 1860. Sus años de máxima vigencia van de 1885 a 1915. Antes de la llegada del positivismo al Perú, la filosofía era indiferente al conocimiento moderno.

Sin embargo, la fuerza ideológica del pensamiento filosófico tradicional era grande, ya que cuenta con el apoyo oficial y la aprobación universitaria. Por eso podemos ve que lo que enfrenta el positivismo no es tanto (no es solamente) un sistema de pensamiento filosófica, sino “al cuerpo de creencias y valores sibre el que se asienta el orden social” (Salazar Bondy, pág 3).

El interés que despierta el positivismo por la ciencia moderna lleva a los intelectuales peruanos a querer renovar la enseñanza de la filosofía en el Perú. Esto implica buscar generar interés en los estudios filosóficos. El tema principal de estos estudios va a ser el kantismo. Esto es así porque los estudios buscarán llevar al pensamiento peruano al positivismo (del kantismo al positivismo). Poner el saber peruano en contacto con el pensamiento europeo de la época es la meta.

Carlos Lisson, en 1885, pide como medida educativa el que se difunda el idealismo alemán y el postivismo en la enseñanza filosófica. Los frutos de estas peticiones se ven en los últimos años del siglo XIX, ya que aprecen muchos trabajos de tesis sobre filosofía trascendental.

La influencia del positivismo empieza a darse en tres ámbitos distintos: el derecho, las ciencias sociales y la medicina. Los principales intelectuales que ejemplifican esto son:

  • Juan Federico Elmore: profesor de derecho de la UNMSM. En 1871 se declara partidario de la teoría de la evolución.
  • Jose Antonio Barrenechea: Decano de la facultad de derecho de la UNMSM en esos años. Reconoce que el positivismo es esencail para poder fundamentar las ciencias sociales.
  • Javier Prado: es uno de los intelectuales más importante y representativo del movimiento positivista en nuestro país. En 1890 realiza un trabajo sobre la aplicación del método postivo al derecho penal.
  • Celso Bambarén: maestro de la Facultad de Medicina de Lima. En 1878 defiende el comtismo. Afirma que la teoría es reducible a los contenidos de la observación.
  • Manuel Muñiz: sostiene puntos de vista que podría considerarse como pertenciendo al materialismo filosófico.

En los primeros años del siglo XX, la influencia del positivismo es muy grande. Su enseñanza es la norma en la universidad. Pero, además de ser una postura filosófica, es también una acttud intelectual distinta a lo que el pensamiento peruano había tenido antes.

Nuestro período positivista no fue tan fuerte como el de Brasil o México. A pesar de eso, es un momento esencial dentro del historia del pensamiento peruano. Su declive se da en la segunda decada del siglo XX. Podemos decir, de manera esquemática, que su duración e influencia en los ámbitos intelectuales de nuestro país fue de unos 25 años.

Su ascenso y descenso está a la par del de el evolucionismo specnceriano. Spencer es, para el Perú, la realización del ideal positivista, aunque se le suele considerar medio positivista. Nuestro positivismo es muy peculiar, ya que no es un movimiento que exclusivamente abarque el ámbito filosófico. De esta manera podemos decir del postivismo que:

“cubre al mismo tiempo que la filosófia postivia en sentido estricto, todas las formas de naturalismo, comprendido el materialismo, y doctrinas de transición hacia el espiritualismo del tipo de las de Fouillée, Guyau o Hoffding. Muchos de nuestros filosófos pudieron por eso declararse positivistas y, al mismo tiempo, abrazar francamente la fe católica. Y por eso también fue relativamente facil para la mayoría de ellos abandonar en su madurez ‘las ilusiones’ del positivismo, como las calificó Juan Manuel Polar, y enrolarse en el bergsonismo” (Salazar Bondy, pág 6).

Podemos concluir que el postivismo peruano es “un producto sui generis de la cultura de un país en formación” (Salazar Bondy, pág 6). Las dos subdivisiones de este período son:

1. El positivismo no universitario.

2. El positivismo universitario.

Anuncios

  1. Pero, ¿se trataba de un positivismo sin ciencia?

    Aunque en el siglo XIX se avanzaron las investigaciones en muchos campos, como arqueología o geografía -probablemente entre lo que más se ha avanzado en toda nuestra historia-, e imagino que a la luz sobre todo del darwinismo y del spencerismo, pero si el positivismo fue tan importante, ¿por qué nunca se gestó una comunidad científicamente activa en campos como la química, la física o la biología?

    En otras palabras: ¿el positivismo peruano de plano se zurró en su realidad inmediata para hablar de ciencia, en un país que no se caracterizaba por realizarla? ¿O se desarrolló algún tipo de línea programática que incluyera, además, el desarrollo y fomento de las ciencias naturales?

  2. Hola Eduardo.
    Como podrás imaginar, recien estoy empezando esto y no tengo una respuesta. Sin embargo, creo que este texto de Pablo Quintanilla podría ser útil para empezar. Es el que trataré de usar para la siguiente entrada.

    http://www.pucp.edu.pe/ira/filosofia-peru/pdf/arti_filo_latino/recepcion_positivismo.pdf

  3. Juan Pablo Murillo

    Estimado Eduardo y Erich

    Los felicito por retomar una asignatura pendiente en la historia de las ideas en el Perú. En realidad esta asimiliacion “sui generis” del positismo es parte de la forma como las élites peruanas de fines del XIX, decodificaban los discursos europeos. Todas la evidencias apuntan a que en el Perú existió un Positivismo sin ciencia, no solamente por la gran carencia de recursos, sino por que la Ciencia fue un discurso al que apelaron las elites para afirmarse en el poder y adquirir legitimidad. Es notorio el sensible retraso del Peru en la asimilación de las ciencias naturales europeas a fines del siglo XIX y principios del XX y como las diferentes corrientes en las ciencias naturales, demoran varias décadas para introducirse sostenidamente, por eso el asincronismo que muestra la ciencia peruana respecto a los desarrollos de Brasil, Argentina y Mexico en ese periodo. El concepto de positivismo sin ciencia es una frase bastante feliz al respecto y en el campo de la historia de la ciencia y la medicina peruanas existen varios autores que levantan esta contradicción

    Saludos

    Juan Pablo Murillo

  4. rUbn

    xfavor!

    me pueden dar los puntos que podria considerar para una exposicion de filosofia en el peru?

  5. noemi

    yo creo q el positivismo formo parte inmportamte en el desarrrolllo del peru

  6. el positivismo marco la pauta de la educacion




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: